GRADUACIÓN DE LA VISTA

Es un examen realizado por el óptico optometrista

Óptica Arenas Huesca Óptico Optometrista

La graduación de la vista es el examen mediante el cual el óptico optometrista determina qué defecto refractivo presenta el paciente y en qué cantidad.

El primer paso previo a hacer una buena graduación es hacer una buena anamnesis, donde el óptico optometrista va a recoger cuál es el motivo principal de la visita, cuál es la sintomatología que tiene el paciente, su historia médica, antecedentes familiares de determinadas patologías oculares como puede ser glaucoma, DMAE, ambliopías u ojos vagos…

Defectos refractivos como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo o la presbicia (comúnmente llamada vista cansada) van a ser detectados tras el examen. El optometrista determina la cantidad necesaria a compensar para que el paciente mejore discriminar diferentes tamaños de los test optométricos, siendo la AV 1.00 la considerada como objetivo a llegar; aunque no todos los ojos aun con la mejor corrección alcanzan a tener esa agudeza visual.

Dependiendo de cada caso se hacen unas pruebas de diagnóstico u otras. No es lo mismo graduar a un niño donde se hacen una serie de pruebas determinadas para evaluar la salud ocular del niño que graduar a un adulto.

Dependiendo del defecto refractivo, de su cuantía, del uso que tiene que hacer de ella el paciente (para lejos, para cerca, para todo uso), dependiendo de la diferencia de graduación de un ojo a otro, el óptico aconseja el uso de lentes oftálmicas en gafas o el uso de lentes de contacto.

En Óptica Arenas aconsejamos ir realizando controles de la visión en niños de forma anual y en adultos cada dos años.

Siempre que detectemos un problema patológico vamos a derivar al oftalmólogo con la urgencia que cada caso requiera.

Llevamos muchos años cuidando de la salud ocular de nuestros pacientes. ¿Nos quieres conocer?  Pide tu cita y te atenderemos.

Cerrar menú