PELIGROS DEL SOL PARA NUESTROS OJOS

opticaarenas_madreehija_sol

En verano nos gusta pasar más tiempo fuera de casa disfrutando del sol y las buenas temperaturas. Ya sea en la piscina, en la playa, paseando, haciendo deporte… es importante proteger nuestros ojos de la radiación solar.

La Organización Mundial de la Salud expone que “la mayor morbilidad causada por la radiación ultravioleta se debe a las cataratas corticales, los melanomas cutáneos malignos y las quemaduras solares”.

No obstante, cuando se habla de peligros relacionados con el sol, pocas veces se asocia a los riesgos y enfermedades oculares que pueden aparecer a medio o largo plazo.

ENFERMEDADES OCULARES PRODUCIDAS POR EL SOL

Cataratas. Es el proceso de envejecimiento natural del cristalino. Se produce porque pierde transparencia. Con su evolución la visión se puede ver muy afectada

Fotoqueratitis. Es una quemadura ocular producida por los rayos del sol (UV) o proveniente de una luz artificial.  

Pterigión. Es el crecimiento del tejido conjuntival llegando a invadir la córnea.  Muy frecuente en países donde la radiación solar es alta. Puede producir molestias en el cuerpo, enrojecimiento, inflamación, sequedad y alteraciones de la graduación, sobre todo del astigmatismo. El uso de lágrima artificial mejora la sensación del paciente.

CÓMO PROTEGER LOS OJOS DEL SOL

  1. Gafas de sol. Utilizar cristales que protejan de los rayos UV, UVA y UVB. Para asegurarse de que cumplen con estos requisitos, es importante comprarlas en establecimientos autorizados como nuestra óptica.
  2. Sombreros y gorras. Son un complemento de las gafas de sol, su nivel de protección es bajo.
  3. Horas. Prestar más atención al amanecer y atardecer. En esos momentos el sol es más bajo y los rayos inciden directamente en los ojos. 

Recuerda que además de proteger nuestra piel en verano, debemos prestar mucha atención a nuestros ojos. Son una parte vital en el día a día.

 

Deja un comentario